Archivos Mensuales: septiembre 2014

Nada

No quiero pensar, no quiero imaginar, no quiero creer, no quiero actuar, no quiero querer, no quiero nada. Metería la cabeza en cualquier hoyo y así, como un avestruz pasar el resto de los días. La opción de la hibernación me seduce incluso más, en una cueva oscura, yo en un ovillo mientras los días pasan lenta o rápidamente para los demás.

Sigo sin querer hacer, sigo sin querer ver, sigo sin querer nada, desde mi nube veo esos objetivos, esas pasiones, esas necesidades que algún día tuve, vagar de forma desordenada. Solo sé que tampoco quiero sentir, de hecho creo que ya no lo hago, vacío, un gran vacío inunda mi ser, como un abismo oscuro en el que todo va cayendo hasta que desaparece.

Es sorprendente como la falta de ambiciones convierte al ser más notable en un auténtico guiñapo. Sin embargo esto ya no importa, el vacío se hace más y más grande y ese aumento tiene efecto sedante. Al principio ira, rabia, tristeza, angustia, dependiendo, me embargaban, ahora ya no, solo sé que no quiero nada.

Crónica de una muerte teleoperadiana anunciada

Felipe Esparrago Triguero era un ratón de biblioteca, había estudiado literatura y ahora se preparaba para ser bibliotecario. Su vida era muy sencilla pues muy poco necesitaba, con té y arroz se alimentaba, en un colchón en el suelo descansaba y con sus piernas se desplazaba.

Pero la apacible vida de Felipe Esparrago Triguero dio un vuelco, un mal día calló un meteorito en su humilde morada, acabando con su arrozal, sus plantas de té, sus libros y su colchón en el suelo. No tenía donde cobijarse, no tenía que estudiar y tampoco tenía dinero. Por fortuna Felipe Esparrago Triguero contaba con un amigo, Filemón Carpantez Tacañez al que fue a visitar pidiendo caridad. Filemón no era muy mala persona pero demasiado amigo del dinero, así que exigió a Felipe Esparrago Triguero que se pusiera a trabajar.

Así fue como Felipe Esparrago Triguero se convirtió en teleoperador y como su vida pasó de tranquila y apacible a estresante y caótica. El señor Jonnhy Call Center, socio de Filemón Carpantez Tacañez, le había asignado un puesto de teleoperador en el servicio técnico de ADSL de la marca ACME, a pesar de las suplicas de Felipe Esparrago Triguero. Él no tenía problema en dedicarse a llevarles agua a los chicos para que sus bocas no se secaran, leerles en sus ratos libres, hacerles la comida, no tenía problema en ninguna actividad cotidiana pero detestaba el teléfono, de hecho en raras ocasiones utilizaba uno y lo más importante, carecía de cualquier conocimiento sobre ADSLS en particular y el avance tecnológico en general.

Felipe Esparrago Triguero de una patada en el culo aterrizó en su cubil, estaba aterrado y solo contaba con dos hojas, que el supervisor Bonifacio Yoganomucho Tupoco había denominado “speech”, para enfrentarse a ese mundo desconocido. La hora había llegado, Felipe Esparrago Triguero tragó saliva, se ató los machos y se “logó”, lo que viene a ser conectarse al teléfono, este sonó y pulsó el botón de responder.

-Buenos días, le atiente Felipe Esparrago Triguero del servicio técnico de ADSL marca ACME, ¿en qué puedo ayudarle?
-Mire usted, que no me va el interné
-¿Tiene usted encendido el “router” (lo primero del “speech”)?
-¿Que si tengo encendido el qué?
-El “router”
-¿Y que es eso del “router”?
-Un momento por favor, no se retire.

Felipe Esparrago Triguero no tenía ni pajolera idea de qué puñetas era un router, el era un ratón de biblioteca. Así que se acercó a Bonifacio Yoganomucho Tupoco pero este no pareció contento ante tal ignorancia, Bonifacio Yoganomucho Tupoco se jactaba de deslomar a “sus chicos” sin rascarse apenas las pelotas. De malos modos se lo explicó y Felipe Esparrago Triguero a la batalla que volvió.

-Gracias por la espera, señor… (¡mierda! pensó Felipe Esparrago Triguero, lo primero no es lo del “router”, lo primero es el nombre, el ¡nombre!). Disculpe, ¿me permite su nombre para dirigirme a usted?
-Como no, soy Paco
-Pues gracias por la espera señor Paco. Verá, el router es el aparatito que va enchufado a la línea telefónica, es blanco, “cuadradote” y debe tener luces parpadeando, o luces sin parpadear, pero luces.
-Pues espere que mire.

(Mientras Felipe Esparrago Triguero espera, esto se desarrolla al otro lado de la línea).
Pepi, ¿dónde está el cacharro ese que va pegado al teléfono? ¿Qué dices Paco? ¿Que donde está el cacharro ese del interné? Paco, ¿te refieres al router? Si, ¿tú sabes dónde está? Ay hijo, cada día estás más tonto, pues ahí lo tienes, encima del mueble del ordenador.

-Aquí lo tengo
-¿Lo tiene encendido?
-Yo creo que sí, pero espera

(Nuevamente al otro lado de la línea)
Pepiiiii, ¿está encendido esto? Y yo que sé, míralo. Es que no sé. A ver, si, estar está enchufado pero no parpadea

-Niño, que está enchufado pero no parpadea.
-Bien señor Paco, debemos reiniciarlo.
-¿Y eso como se hace?
-Un momento por favor, no se retire.

Felipe Esparrago Triguero no tenía opción, necesitaba nuevamente la sabiduría de Bonifacio Yoganomucho Tupoco y este, tras considerarle y hacerle saber cuan retrasado mental profundo resultaba, le dio la información.

-Señor Paco, gracias por la espera. Verá, solo debe desenchufarlo, esperar 10 segundos y volverlo a enchufar. Tras algunos segundos, 3 de las lucecitas deben permanecer fijas y la cuarta parpadeando.
-Muy bien hijo, pues un momento.

(Al otro lado de la línea)
Pepi, anda desenchufa el jodido aparato ese, déjalo 10 segundos y vuélvelo a enchufar (Transcurridos 12 segundos).Ya está Paco. ¿Cómo están las luces? Pues se ha encendido una, no, dos, no, tres, espera, hay tres fijas y la otra parpadea).

-Parece que funciona.
-Me alegro, ¿alguna otra consulta señor Paco?
-No gracias, gracias.
-Muchas gracias por su llamada señor Paco y ahora si no le importa, cuando terminemos la llamada califique la atención recibida. Buenos días.
-Adiós majo.

Ese fue la primera vez de Felipe Esparrago Triguero, traumática por el uso del teléfono, por no saber que decir y por saberse retrasado mental profundo. Sin embargo con el paso del tiempo cual ramera o soldado, Felipe Esparrago Triguero fue cogiendo callo. Dominaba el teléfono y los conocimientos de ADSL a las mil maravillas, Bonifacio Yoganomucho Tupoco estaba encantado con él, de hecho se convirtió en uno de los mejores teleoperadores de la marca ACME. Sin embargo perdió sus ganas de leer, olvidó su objetivo de llegar a ser bibliotecario, echó tripa por la mala comida y el estrés y siempre estaba de mal humor.

El 24 de septiembre aparecía ahorcado en sus aposentos, el arma, un cable de teléfono, la nota de despedida dirigida a Bonifacio Yoganomucho Tupoco y Filemón Carpantez Tacañez en la que se cagaba en sus putas madres.

Días más tarde el Gobierno anunció que se tomarían medidas por la pérdida masiva de teleoperadores.

-Van 850 en lo que llevamos de año y esto empieza a ser una masacre, las madres de los muchachos se nos están echando al cuello-, dijo el Ministro de asuntos ni exteriores ni interiores cuando el micrófono seguía abierto.

DARDOS BLOGGER AWARDS

Agradecer enormemente a José Cervera cuyo blog es “Ritual de las palabras” por el premio Dardos que me ha otorgado. Por otro lado, pedir disculpas por la demora, desconocía el procedimiento a seguir en este caso. Como excusa diré que soy novata en el mundo “bloggeriano” y que como suele decirse, no pierdo la cabeza porque va sujeta al cuerpo.

Tras los agradecimientos, disculpas y excusas, nos meteremos en faena y procederemos a conceder los 15 nuevos premios Dardos, me siento de un importante “concediendo” premios que el sábado cuando vaya a hacer la compra al Mercadona me sentiré como una eminencia con tan larga trayectoria literaria que exigiré me plantifiquen un alfombra roja y un carrito especial… en fin delirios de grandeza aparte (a ver si se me va a pegar la robustianitis cabezabuquitis anaranjada), allá van mis Dardos en plena diana.

  • ECOSOCIAL….OJO CRÍTICO – ecosocialojocritico.wordpress.com
  • Diario De Una Treintañera – annefriesner.wordpress.com
  • Un Pedacito De Mar – unpedacitodemar.wordpress.com
  • Entre Castillo y Castroviejo – eduardojcastroviejo.com
  • POSTALES – sopadepalabras.wordpress.com
  • Sueños Que Pasean Por Ojos De Cristal – navidalex.wordpress.com
  • Gorrion De Asfalto – gorriondeasfalto.wordpress.com
  • De Café Con Sexo – cafeconsexo.wordpress.com
  • Jag – jagxs.wordpress.com
  • La Huella Gallery – lahuellagallery.wordpress.com
  • Chojesus – chojesus.wordpress.com
  • ESPACIO CONCHA M/POETA/ESCRITORA/GUIONES TEATRO – teclainda.wordpress.com
  • Nebulosas En Tu Iris – nebulosasentuiris.wordpress.com
  • Poesiaparavivir . juan Francisco Quevedo – poesiaparavivir.wordpress.com
  • Mochilas En Viaje – mochilasenviaje.com

Como colofón final me gustaría expresar que considero este tipo de iniciativas muy positivas para conocer, dar a conocer, conocer, dar a conocer… y así hasta el infinito y más allá, nuevos, viejos, perennes, efímeros… blogs.

Oda singular a una sirena varada particular

Cual bloque de hormigón ella camina con aplomo, oyéndosela desde la distancia. Es bajita y paticorta y de ancho casi mide lo mismo que de largo. A pesar de esas características, que algún descerebrado puede considerar negativas, ella luce su cuerpo con esmero, con faldas cortas y tops pequeños.

Cuando camina hacia a mí, aunque ya me voy acostumbrando, rememoro la imagen de los tanques entrando en la plaza de Tiananmen, como ven todo poderío con el toque justo de canguelo. La definición de la típica jaca, un tanto más botijo y menos guitarra pero jaca a fin de cuentas.

Ella es única, os lo aseguro, sus andares lisonjeros, su confianza rozando el límite y esa belleza “rubeniana” que ella opina, trae loco a más de uno. Pero ella es más, al margen de esas dotes orondas tan comentadas, ella es una profesional que a su paso todo arrasa.

Entró humilde y con rubor en la Corte como mera damita pero con el tiempo, sus ansias y esa potencia de tomahawk, ha ido escalando hasta, actualmente, un cargo importante entre los caballeros y alguna que otra caballera, si, aquí se denominan así a las mujeres caballero, de la Mesa Triangular.

Está contenta nuestra sirena varada al más puro estilo de Chillida, sin embargo noto en sus ojos de hiena carroñera que este puesto no le llega. Su intención es de adquirir dominio absoluto, despedazando a unos y a otros. Pobre de aquel que se cruce en su camino y hete aquí que el que avisa no es traidor.

Y como planeta imponente, con órbita propia, la Corte completa quedará absorbida y ya me veo yo dando vueltas y vueltas alrededor del botijo lisonjero “rubeniano” “chillidesco” de por vida.

La putada de que una panga llamada Judas se interponga en tu camino

Mi madre siempre me ha dicho que los “tontitos”* son lo más peligroso que hay sobre la faz de la tierra. Uno ve a un león y empieza a correr o rezar, lo mismo ocurre con un áspid o incluso una sanguijuela, te transmiten de forma clara lo que son y las consecuencias que te puede acarrear el enfrentamiento con ellos. Sin embargo esto no ocurre con el “tontinto”, este siempre tiene aspecto frágil, que necesita de tu protección, te lo crees y luego…, luego zas! Te metes la leche del siglo. Descubres que a tu costa, ya sea por tu ayuda, porque has confiado en él y luego te ha vendido como a un perro o porque te ha robado un riñón en una coche de borrachera, él supera todas las adversidades y tú que podías haberlas superado mirando al tendido fracasas estrepitosamente.

Por aquello de innovar un poco y no aburrir con manifiestos manidos y que plantean problemas que actualmente, dada la situación y el planteamiento global son imposibles de solucionar, voy a probar suerte con una fábula (decir, por aquello de posibles imputaciones por plagio que me inspirado en el Capitán Alatriste de Arturo Pérez-Reverte).

Lucas era una orca apodada “el asesino”, su vida consistía en matar por encargo y matar para sobrevivir, no se puede decir que tuviera muchos principios pero si era una orca valiente.

Lucas tenía un amigo llamado Rodolfo alias “el viejo tiburón”, mafioso retirado que le pasaba los “encargos”, el último había sido hacía un par de semanas, un foca-macho que se había beneficiado a la mujer-foca de otro foca-macho con cierto carguillo en uno de los grandes desfiladeros. El trabajo había sido rápido y sin contratiempos, pues las máximas de Lucas eran la eficacia y la rapidez.

Ayer Lucas recibió la llamada de Rodolfo, le ofrecía un nuevo trabajo y esta vez pagado con el doble o quizás el triple de lo habitual, lo que venían siendo 40 o incluso 60 atunes pero Lucas perro viejo ya, sabía que revestiría mayor peligro. Y en efecto, adquirida la información supo con certeza que se trataba de un asunto más sucio de lo habitual, resulta que un tan Carloto, un “pez gordo” de la mafia, realmente era un elefante marino obeso, quería acabar con la vida de una panga llamada Judas, esta se había ido de la lengua en ciertos asuntos de tráfico ilegal de coral y piel de oso polar. El tal Judas era una panga enclenque que había ido ascendiendo en la cadena trófica a base del esfuerzo de los demás y por supuesto de vender hasta a su padre, en los últimos años se le relacionaba con las actividades de Carloto pero hacía un par de meses, Judas había cantado la “traviata” ante el pingüino policía Paco por el tema del tráfico ilegal. Se había liado la marimorena, habían caído varios de los lugartenientes de Silvio pero este había conseguido escabullirse de momento sin embargo, la casusa aún estaba pendiente por lo que “vendettas” aparte, Carloto tenía que silenciar definitivamente a Judas por su propia supervivencia.

Lucas sabía que el fulano al que tenía que liquidar no era trigo limpio pero el tráfico de pieles de oso le traía por la calle de la amargura, consideraba a los osos polares dignos adversarios y eso de atacar por la espalada, a lo cobarde, para desollarlos vivos sin darles oportunidad de defenderse era algo con lo que no podía. Sin embargo 40 o 60 atunes, eran eso mismo, 40 o 60 atunes.

Tras varias batidas, Lucas encontró a Judas, realmente era una panga de lo más asquerosa y cobardica, había llorado, había suplicado, le había ofrecido atunes, orcas-rameras…, pero había hecho lo correcto al fin y al cabo, el tráfico de pieles de momento se había paralizado pero la actividad no tardaría en reanudarse si el capo Carloto no era ejecutado. Por lo que Lucas a pesar de poner en riesgo su pellejo, llevó a Judas a lugar seguro.

Las siguientes semanas no fueron fáciles, Carloto quería ahora acabar con Lucas pero tras darle matarile a varios tiburones-matones, habían llegado a un acuerdo tácito de no agresión, el de tu no dices nada, yo te dejo tranquilo.

En estas estábamos cuando Paco, el pingüino policía encargado del caso, apareció destrozado a mordiscos, a pesar de su tamaño había vendido cara su piel, un par de morsas y un león marino fueron hallados muertos cerca de su cadáver. Lucas se enteró y fue a buscar a Judas, esa rata acuática estaba metida en el ajo. Sin embargo en medio de la búsqueda fue apresado por el asesinato de Paco y los otros tres matarifes. Resulta que Judas, temeroso de que Lucas cambiara de opinión sobre no despacharlo fue a hablar con Carloto, consiguió que no le matase en el mismo momento que entraba en sus dominios y consiguió que le escuchara, le tendería una emboscada a Paco, pues la información se la iba dando a cuentagotas para sacar la mayor tajada posible, y allí acabarían con él. Muerto Paco podrían sobornar al resto de la brigada antivicio y a Lucas le endilgarían el asesinato de Paco para que se lo comiera con patatas, dos pájaros de un tiro.

Moraleja: Aléjate de las pangas enclenques, asquerosas y cobardicas, sobre todo si se llaman Judas.

Creo que esto tiene de fábula lo que yo de bailaora de flamenco pero bueno, en la innovación está el éxito o el fracaso más absoluto pero si no arriesgas no ganas. Ahí queda dicho.

*Por aquello de que es mejor prevenir que lamentar, indicar que el término “tontito” utilizado, no se refiere en ningún momento a aquellas personas que pueden tener algún tipo de discapacidad psíquica, en lo más mínimo. Cuando hablo de “tontito” me refiero a aquellas personas que careciendo de cualquier tipo de discapacidad, utilizan la buena fe de las personas para hacerles creer que ellos estan en inferioridad de condiciones, en cualquier terreno, por lo que la persona de buena fe intenta prestarle su ayuda hasta que el “tontito” se descubre, el de buena fe se da cuenta que de inferiores condiciones nanai de la china y se lleva un palmo de narices. El “tontito” le ha distraido de forma vil de sus objetivos y el “tontito” es el que se lleva el gato al agua.

Self-pity

Me ha venido a la memoria este poema de H. D. Lawrence, al hilo de lo que inmediatamente voy a publicar y me ha parecido una buena idea que aparezca en el blog, simple y llanamente.

Nunca he visto a un ser salvaje compadecerse de sí mismo. Un pájaro caerá muerto congelado de una rama sin jamás haberse compadecido de sí mismo.

Los delirios de grandeza de Robustiano Cabezabuque Anaranjado

El mundo se iba a enterar de lo que valía un peine, tantos años de mofas, tantos años de insultos, incluso tantos años de agresiones habían llegado a su fin. Ahora era su momento, a base de trepar y pisar, pisar y trepar, había conseguido llegar a su posición actual, si, era uno de los “tres mosqueteros” del Director General de la P.E.T.A.R.D.O.*, S.M.P. (Sociedad Manifiesta Pluripersonal).

Ahora estaba al mando, bueno casi, tenía poder y ya no solo se limitaría a pisar, aplastaría a todos los gusanos que estuvieran por debajo de él, a todos los que fuera necesario para reafirmarse como el hombre que era. Cierto que no era muy alto, tampoco era atlético, ni guapo, ni siquiera resultón pero ahora tenía un gran cargo y todos pagarían por sus sufrimientos pasados.

Para empezar había elegido una recua de secretarias, becarias y ayudantes a cada cual más “buenorra” para demostrar que era un triunfador. El casting, bueno proceso de selección había sido un desfile de auténticas monadas pero lo mejor, puesto que era consciente de que la única manera de “mojar” sería mediante chantaje o soborno, era ver las caras del resto. Ellos que se creían más guapos, con mayores posibilidades de conquista se veían ahora vituperados por su harén, si el harén del “monstruito” pero al fin y al cabo su harén.

Otra de sus maldades era colarse todos los días en el comedor, bastante mal llevaba ya tener que comer con toda esa panda de “obreretes” como para encima tener que hacer cola, en los malos tiempos había comido en numerosas ocasiones en el retrete para no ser objeto del lanzamiento masivo de albóndigas, patatas fritas o trozos de brécol. Ahora le tocaba resarcirse y dado que no había un comedor especial para los Mosqueteros y el Director general, aunque si menú especial, al menos comería en el momento que él decidiese con independencia de la plebe que estuviera esperando.

Una risa maquiavélica salía todas las mañanas de su repugnante boca. Porque otra cosa que le hacía casi alcanzar el clímax era mover las piernas de forma frenética, lo que producía un sonido francamente molesto que sacaba de quicio al departamento de admisiones de denegaciones de propuestas de ofertas interesantes que se encontraba cerca de sus dominios. Especialmente a la señorita “Juana de Arco”, este era el mote que le había puesto a la una de las “miembras” del departamento por la altivez que presentaba a pesar de ser una muerta de hambre, la altura puede que ayudara un poco, le debía sacar fácil 20 centímetros.

Cancelar los trabajos pendientes de impresión o envío de faxes, acabar con el papel higiénico de forma que el siguiente se tenía que cagar, nunca mejor dicho, en san pito pato, ensuciar el espejo para que el señor o señora de la limpieza, si aquí había un par de señores dedicados a esto, en la vida se lo hubiera imaginado, que triste podía ser la vida para algunos, encima de pobres y mentes no pensantes, hombres castrados… En fin, todo eso y algo más que se guardaría de momento para sí, hacía Don Robustiano Cabezabuque Anaranjado para espetar que estaba ahí, que nadie le podía parar y que se vengaría del mundo.

Por suerte para el mundo, Robustiano Cabezabuque Anaranjado que empezaba a ser un tanto cansino, halló la muerte de una forma de lo más inesperada, con sus prisas a la hora de sortear la cola pisó la manida cascara de plátano que desgraciadamente, el hombre pobre de mente no pensante y castrado de la limpieza no había retirado de forma totalmente casual, lo que le hizo patinar y caer en el gran horno que el personal del comedor usaba para hacer los cochinillos que pedían a la carta, el resto de trabajadores tan rezagados como iban en la cola, a cosa de 5 o 6 metros, no tuvieron tiempo de reaccionar y un pequeño traspiés de “Juana de Arco”, lo que provocó que la puerta del horno se cerrara, impidió definitivamente salvar al pobre infeliz que murió churrascado cual cochinillo con la pena de todos de no haberle podido meter una manzana en la boca.

*La elección de las siglas no es casualidad, han sido elegidas con toda la mala leche del mundo por la antipatía que me desprende este vulgar personajillo. Desconozco si existe alguna organización, asociación, sociedad o cualquier otro tipo de agrupación o individuo que se identifique con las mencionadas siglas P.E.T.A.R.D.O, si es así ruego mis más sinceras disculpas.