La putada de que una panga llamada Judas se interponga en tu camino

Mi madre siempre me ha dicho que los “tontitos”* son lo más peligroso que hay sobre la faz de la tierra. Uno ve a un león y empieza a correr o rezar, lo mismo ocurre con un áspid o incluso una sanguijuela, te transmiten de forma clara lo que son y las consecuencias que te puede acarrear el enfrentamiento con ellos. Sin embargo esto no ocurre con el “tontinto”, este siempre tiene aspecto frágil, que necesita de tu protección, te lo crees y luego…, luego zas! Te metes la leche del siglo. Descubres que a tu costa, ya sea por tu ayuda, porque has confiado en él y luego te ha vendido como a un perro o porque te ha robado un riñón en una coche de borrachera, él supera todas las adversidades y tú que podías haberlas superado mirando al tendido fracasas estrepitosamente.

Por aquello de innovar un poco y no aburrir con manifiestos manidos y que plantean problemas que actualmente, dada la situación y el planteamiento global son imposibles de solucionar, voy a probar suerte con una fábula (decir, por aquello de posibles imputaciones por plagio que me inspirado en el Capitán Alatriste de Arturo Pérez-Reverte).

Lucas era una orca apodada “el asesino”, su vida consistía en matar por encargo y matar para sobrevivir, no se puede decir que tuviera muchos principios pero si era una orca valiente.

Lucas tenía un amigo llamado Rodolfo alias “el viejo tiburón”, mafioso retirado que le pasaba los “encargos”, el último había sido hacía un par de semanas, un foca-macho que se había beneficiado a la mujer-foca de otro foca-macho con cierto carguillo en uno de los grandes desfiladeros. El trabajo había sido rápido y sin contratiempos, pues las máximas de Lucas eran la eficacia y la rapidez.

Ayer Lucas recibió la llamada de Rodolfo, le ofrecía un nuevo trabajo y esta vez pagado con el doble o quizás el triple de lo habitual, lo que venían siendo 40 o incluso 60 atunes pero Lucas perro viejo ya, sabía que revestiría mayor peligro. Y en efecto, adquirida la información supo con certeza que se trataba de un asunto más sucio de lo habitual, resulta que un tan Carloto, un “pez gordo” de la mafia, realmente era un elefante marino obeso, quería acabar con la vida de una panga llamada Judas, esta se había ido de la lengua en ciertos asuntos de tráfico ilegal de coral y piel de oso polar. El tal Judas era una panga enclenque que había ido ascendiendo en la cadena trófica a base del esfuerzo de los demás y por supuesto de vender hasta a su padre, en los últimos años se le relacionaba con las actividades de Carloto pero hacía un par de meses, Judas había cantado la “traviata” ante el pingüino policía Paco por el tema del tráfico ilegal. Se había liado la marimorena, habían caído varios de los lugartenientes de Silvio pero este había conseguido escabullirse de momento sin embargo, la casusa aún estaba pendiente por lo que “vendettas” aparte, Carloto tenía que silenciar definitivamente a Judas por su propia supervivencia.

Lucas sabía que el fulano al que tenía que liquidar no era trigo limpio pero el tráfico de pieles de oso le traía por la calle de la amargura, consideraba a los osos polares dignos adversarios y eso de atacar por la espalada, a lo cobarde, para desollarlos vivos sin darles oportunidad de defenderse era algo con lo que no podía. Sin embargo 40 o 60 atunes, eran eso mismo, 40 o 60 atunes.

Tras varias batidas, Lucas encontró a Judas, realmente era una panga de lo más asquerosa y cobardica, había llorado, había suplicado, le había ofrecido atunes, orcas-rameras…, pero había hecho lo correcto al fin y al cabo, el tráfico de pieles de momento se había paralizado pero la actividad no tardaría en reanudarse si el capo Carloto no era ejecutado. Por lo que Lucas a pesar de poner en riesgo su pellejo, llevó a Judas a lugar seguro.

Las siguientes semanas no fueron fáciles, Carloto quería ahora acabar con Lucas pero tras darle matarile a varios tiburones-matones, habían llegado a un acuerdo tácito de no agresión, el de tu no dices nada, yo te dejo tranquilo.

En estas estábamos cuando Paco, el pingüino policía encargado del caso, apareció destrozado a mordiscos, a pesar de su tamaño había vendido cara su piel, un par de morsas y un león marino fueron hallados muertos cerca de su cadáver. Lucas se enteró y fue a buscar a Judas, esa rata acuática estaba metida en el ajo. Sin embargo en medio de la búsqueda fue apresado por el asesinato de Paco y los otros tres matarifes. Resulta que Judas, temeroso de que Lucas cambiara de opinión sobre no despacharlo fue a hablar con Carloto, consiguió que no le matase en el mismo momento que entraba en sus dominios y consiguió que le escuchara, le tendería una emboscada a Paco, pues la información se la iba dando a cuentagotas para sacar la mayor tajada posible, y allí acabarían con él. Muerto Paco podrían sobornar al resto de la brigada antivicio y a Lucas le endilgarían el asesinato de Paco para que se lo comiera con patatas, dos pájaros de un tiro.

Moraleja: Aléjate de las pangas enclenques, asquerosas y cobardicas, sobre todo si se llaman Judas.

Creo que esto tiene de fábula lo que yo de bailaora de flamenco pero bueno, en la innovación está el éxito o el fracaso más absoluto pero si no arriesgas no ganas. Ahí queda dicho.

*Por aquello de que es mejor prevenir que lamentar, indicar que el término “tontito” utilizado, no se refiere en ningún momento a aquellas personas que pueden tener algún tipo de discapacidad psíquica, en lo más mínimo. Cuando hablo de “tontito” me refiero a aquellas personas que careciendo de cualquier tipo de discapacidad, utilizan la buena fe de las personas para hacerles creer que ellos estan en inferioridad de condiciones, en cualquier terreno, por lo que la persona de buena fe intenta prestarle su ayuda hasta que el “tontito” se descubre, el de buena fe se da cuenta que de inferiores condiciones nanai de la china y se lleva un palmo de narices. El “tontito” le ha distraido de forma vil de sus objetivos y el “tontito” es el que se lleva el gato al agua.

Anuncios

2 pensamientos en “La putada de que una panga llamada Judas se interponga en tu camino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s