“Fiestas populares” por Colérica. Sin el consentimiento expreso de Maniática Ideática, del Ser y ni siquiera de Clara, la del cuaderno

Maniática Ideática y Colérica habitan en un Ser, bastante chachi por cierto, a lo Dr. Jekyll y Mr. Hyde. Quien suele predominar es Maniática Ideática pero a veces irrumpe en escena Colérica, llevándose todo a su paso, así en plan Katrina.

Maniática Ideática tiene devoción por los jueves, no sabe muy bien por qué, pero el caso es que le gustan y ha establecido por norma general que la publicación de El cuaderno de Clara se haga ese día de la semana, creo que a la tal Clara, la que maneja el cotarro, no le ha parecido mal pues se dice, se comenta que también tiene algo de Maniática Ideática. Sin embargo, esta tarde entró en acción Colérica. Se hallaba tranquilamente aquel Ser leyendo el periódico cuando una noticia hizo que los diques que suelen contenerla (a Colérica) se fueran a hacer puñetas. Y a pesar de ser miércoles y a pesar de que Maniática Ideática, el Ser y la propia Clara hicieron todo lo posible, no se ha podido evitar el desastre…

(Cual huracán entra en escena Colérica)

La gracia de los pueblos es para desternillarse oye, a quién no le gusta ver como despeñan una puta cabra u oveja (disculpen mi incultura en estas lides) de un jodido campanario, quién no disfruta arrancando cabezas de gansos, vivos, por supuesto, sino como que queda así como que un poco desvaidillo, quién no ha llorado, pero no de lástima y desesperación por supuesto, sino de la emoción que le embarga la visión del toro de la Vega, qué padre no ha disfrutado con sus hijos lanzando dardos (aunque los “entendidos” lo denominan soplillos) a otra mierda toro hasta desollarlo vivo…

En fin, desgraciadamente los comezanahorias de los ecologistas han conseguido prohibir en gran medida estas prácticas tan armónicas con nuestra fauna. Sin embargo quedan todavía valientes, hombres de honor, caballeros heráldicos casi diría yo, que no olvidan y de vez en cuando, como un regalo, podríamos decir que hasta divino, nos encontramos noticias como estas:

“Agentes de la Policía Nacional de la Comisaría de Lucena y Cabra, en Córdoba, han detenido este miércoles al hombre de 38 años que la pasada semana se montó en una cría de asno de pocos meses de edad que se encontraba en el Belén que el Ayuntamiento de Lucena tiene instalado en la Plaza Nueva y posteriormente falleció. La Policía lo ha detenido como presunto autor de un delito de maltrato animal.” (El Mundo. 17/12/2014).

En la fotografía se podía ver a un hombretón de esos que quitan el hipo, esto es, metro setenta a lo sumo y 140 putos kilos de peso, sudoroso, desabrochada la camisa y con pose cuasi Napoleónica encima de un pobre pollino de apenas 5 meses de vida. Ooole por ti valiente y que no se olviden esas gracias de antaño y para que ello no ocurra, ahí va mi granito de arena. Se me ha ocurrido, valiente, si tú, el que has convertido en papilla al burrito, pero así como chanza, que te voy a poner en la plaza del pueblo y con un Panzer, el modelo me es indiferente, no soy tan tiquismiquis, yo te voy a pasar por encima así con pose triunfal, verás lo que nos vamos a reír, chato.

Por suerte, Colérica ha amainado y las aguas vuelven a su cauce. Maniática Ideática ya ha cogido las riendas y mañana, como debe de ser, habrá una nueva entrada, la prevista, mucho más dulce y de espíritu navideño que la presente. Pero es que con Colérica no hay quien pueda… Y manifestar por último, de parte de todas, incluida Colérica, que los pueblos nos encantan, de hecho muchas de nosotras provenimos de allí pero como decía mi abuela, hija, que tendrá que ver los prófugos con los náufragos…

Anuncios

8 pensamientos en ““Fiestas populares” por Colérica. Sin el consentimiento expreso de Maniática Ideática, del Ser y ni siquiera de Clara, la del cuaderno

    1. elcuadernodeclara Autor de la entrada

      Pues la cosa mejora, parece ser, según nuevas noticias que el burrito que ha muerto no es en el que sienta ese maldito hijoputa. El que ha muerto es otro mas pequeño que estaba al lado del que tuvo el privilegio de ser montado por nuestro querido amigo al cual le arreo una patada. En fin, que le mataba a ostias, vamos.

      Responder
  1. bosque baobab

    Aunque parezca un poco misàntropo. Hay veces que odio la especie humana; que somos como una especie de cancer para la Tierra. Cuando escuchê esa noticia del burro a mi también me entran esos sentimientos.

    Un abrazo

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s